Club Sport Emelec
Escudo de Emelec
Auspiciantes
Seleccionar página
Escudo de Emelec
Auspiciantes

Un día como hoy, hace 60 años, un primero de diciembre de 1957, Emelec se coronaba Campeón del primer torneo nacional disputado en el Ecuador, marcando así el inicio de lo que a día de hoy, con jerarquía y buen fútbol, se han convertido en trece conquistas del título nacional.

Corría el año de 1957, el fútbol profesional era disputado únicamente a nivel provincial. Ese año, las asociaciones de Guayas y Pichincha decidieron disputar un cuadrangular que incluyera a los dos mejores equipos de cada región. Por Guayas participaron Emelec, que había sido Bicampeón al coronar en 1956 y 1957 y Barcelona en calidad de vicecampeón; representando a Pichincha estuvieron Deportivo Quito, tricampeón de su provincia y Aucas, vicecampeón. El reglamento establecía que no se enfrentaran entre sí los clubes de la misma ciudad.

Emelec inició su participación en este primer con una victoria 2-0 sobre Aucas, un 10 de noviembre, lo que sería el primer partido del ‘Bombillo’ en campeonatos nacionales. El partido fue jugado en el Estadio Capwell. Por los ‘Eléctricos’, anotaron Jorge Caruso y José Balseca.

En la segunda fecha, Emelec le devolvió la visita al Aucas, en el estadio El Ejido de la ciudad de Quito. Emelec conseguía su primer victoria en la capital de la República, al vencer a los ‘Orientales’ por 4×3, en un partido que por diversas causas se jugó hasta el minuto 100. Los goles fueron obra de Carlos Raffo (2), Romero y Fernández.

El esperado doble duelo entre Emelec y Deportivo Quito, acorde los resultados de las dos fechas iniciales, dirimiría el primer título nacional del fútbol ecuatoriano, salvo que se produjera una combinación de resultados, que desembocara en un desempate con un tercero en discordia, Barcelona, o que en su defecto, se produjera una figura más compleja, la de un triple empate. Sin embargo, la situación en la tabla y las realidades en la cancha, ratificaban la condición de favoritos a los azules, algo que a la postre no desperdiciarían.

El primer partido tendría por escenario al repleto estadio El Ejido en la capital, que disfrutaría de un cotejo de ida y vuelta, especialmente en los minutos de arranque. Trámite que luego se convertiría en dominio visitante y razón por la cual, el 0X0 con el que concluyó la primera mitad provocaba la sensación de injusticia, algo que se agudizaría tras los noventa minutos, que se cerrarían con triunfo “Chulla” de 1X0. El esfuerzo y la actitud de los dirigidos por el “Tano” Spandre no habían sido suficientes, pero tampoco habían sido en vano, porque la bronca interna que sintió el grupo, se traslucía en esa motivación adicional que da el contar con la oportunidad una revancha a la vista.

Y así se llegaría al domingo 1 de diciembre, a la hora habitual, 6:30 p.m., en el mejor de los escenarios, el estadio Capwell, para ser testigos del anunciado duelo entre los monarcas de Guayas y Pichincha. Todo ello ante una afición fervorosa que dijo presente.

Con un ambiente de gran intensidad en las gradas y en la cancha, los visitantes tuvieron una aproximación al arco de Yu Lee y trataron de ser ofensivos, propuesta que se fue diluyendo a partir del minuto 10, de ahí adelante el protagonismo corrió a cargo de los locales. Raffo dispuso de una clara acción de gol, que supo neutralizar Cevallos. Paulatinamente, Balseca y Pinto, se generaban más, en tanto que Raffo estuvo dos veces de anotar con sendos cabezazos, recordando que el legendario goleador, muy cerca del entretiempo exigió con fuerte disparo al emergente Robayo, que cumpliría una buena faena en arco azulgrana. En síntesis el Quito se la arregló para resistir con el 0X0, aunque con muchos sobresaltos.

Para el segundo tiempo los hombres del “Bombillo” salieron incluso con mayores ínfulas. La poca tarea recuperadora que tenían los volantes Caruso y Lazo, les permitió sumarse a la gestación ofensiva, acentuando el dominio local. El gol estaba por caer y en efecto no tardaría. Minuto 52, Pinto propicia una nueva carga, asociándose con Raffo, quien le devuelve la pelota limpia, con panorama para el remate, sin importar que lo reciba fuera del área, ya que el popularmente llamado “Pata de Chivo”, poseía excelente disparo, que lo puso en práctica, abriendo el marcador y el camino restante para el campeonato

Con la cuenta regresiva en marcha, los capitalinos lo pusieron a prueba a Yu Lee en una ocasión, mientras que su colega, Robayo, se convertía en una de las figuras, pese a lo cual no podría evitar la consumación del triunfo “eléctrico” a los 80’, cuando a la salida de un tiro de esquina, Balseca, lo ejecuta poniendo un balón muy ceñido, que engaña a varios y que logra cabecear Villa, con total colación, estableciendo el 2X0 final. De esta manera, Emelec, se coronaba como el primer campeón del fútbol ecuatoriano, dando lugar a la conocida expresión: “Antes de Emelec nadie”. La gloria de la camiseta azul y la franja ploma, trascendía más allá de la ciudad y la provincia, alcanzando dimensión nacional.

PLANTEL CAMPEÓN

Arqueros: Cipriano Yu Lee y Lautaro Reinoso. Defensas: Jaime Ubilla, Raúl Argüello, Cruz Alberto Ávila, Ricardo Rivero, Agustín Álvarez, Luis Montes y Humberto Suárez. Volantes: Jorge Lazo, Jorge Carusso, Bolívar Herrera, Rómulo Gómez y Tomás Gallegos. Delanteros: Natalio Villa, Carlos Alberto Raffo (goleador del equipo con 2 tantos), José Vicente Balseca, Daniel Pinto, Carlos Romero, Mariano Larraz, Júpiter Miranda, Jorge Fernández y Fulvio Rangel. Director Técnico: Eduardo Spandre.

Compartir:

Desarrollado Por Prysma Agencia Digital y Club Sport Emelec®
© Copyright, Club Sport Emelec®, Guayaquil, Ecuador, 2016

Escudo de Emelec

Desarrollado Por Prysma Agencia Digital